Teléfono: 936760029 Whatsapp: 640507411 info@dirtbike.es

El lavado debería ser un momento más de conexión con tu moto, una parte más de tu día de moto. Algunos ya lo veis de esta forma, algunos otros podéis contar con una mano las veces que le habéis dado un repasillo. En esta entrada del blog os mostramos cómo de importante es mantener la moto limpia y cómo conseguirlo.

FRECUENCIA

Si tu moto hace ruidos en las zonas de rotaciones como al accionar las manetas, al poner o quitar la pata de cabra o al pegar las estriberas es, posiblemente, porque hay suciedad acumulada en la zona de rotación y porque hace tiempo que no se limpia y se engrasa. Una moto con una limpieza y consiguiente engrase correctos resulta más fina, los elementos con rotación van suaves, sin ruidos y se evita que la suciedad y el óxido ataquen los componentes, agravando los ruiditos y rudezas. Si quieres alargar la vida de tu moto y quieres tenerla siempre como nueva, sigue estos consejos y repítelos a menudo. Si tienes una moto Off-Road es aconsejable un lavado y engrase después de cada salida (incluyendo el filtro de aire. ¡Sí, hemos dicho después de CADA salida!). Si tu moto es carretera o circuito puedes alargar un poco más: después de un día de lluvia, después de ciertos quilómetros o después de cada rodada. En general piensa que cuánto menos la limpies, más se pega la suciedad y más cuesta de sacar el día que te decidas. Si la mantienes siempre en perfectas condiciones no dejarás que la suciedad y el óxido se acumulen 😉

PRECAUCIONES

Tapón tubo de escape

Antes de empezar, os dejamos algunas precauciones: pon siempre un tapón en el escape para evitar la entrada de agua y consecuente creación de óxido; quita siempre la llave del cláusor, sino entrará agua y con el tiempo costará de girar. Importante por tu seguridad: ¡evita que cualquier espray o producto diferente a agua y jabón entre en contacto con el disco y pastillas de freno! Por último, para motos carenadas, utiliza trapos de microfibra para no rallar los plásticos, no utilices agua muy caliente para cuidar los adhesivos y, si utilizas algún cepillo para zonas sucias como llantas o motor, elige uno de púas de plástico para no dañar la pintura. En general, para todas las motos: sé cuidadoso, si tienes dudas sobre si estás usando la herramienta adecuada prueba primero en una parte pequeña no muy visible.

PASOS A SEGUIR

AGUA Y JABÓN

¡Empecemos! Si dispones de una manguera con agua caliente te será más fácil que la temperatura ablande la grasa, barro y suciedad. Dale un buen enjuague sin miedo. Evita un chorro directo al escape (aunque tenga tapón), al cláusor y a zonas con cables en general. Si utilizas karcher mantén una distancia mínima de un par de palmos para zonas metálicas y medio metro para zonas delicadas.

Una vez remojada la moto, nos hacemos con un cepillo, lo mojamos en agua y jabón y empezamos a limpiar las partes más sucias: motor, llantas, punteras de las horquillas, cadena, etc. Recuerda que para zonas delicadas es mejor un cepillo de púas de plástico. Para zonas muy sucias y sin pintar puedes usar un cepillo metálico (prueba siempre antes en un rincón). Este paso es para retirar la suciedad más abundante. Una vez retirada, enjuagamos de nuevo.

Lavado moto

Ahora viene la fase de agua y jabón. Podéis usar un jabón específico (hay muchas marcas comerciales) aunque, en general cualquier jabón anti grasa de uso doméstico funciona aceptablemente bien. Dale un enjuague y coge una esponja o un salvauñas y a limpiar. Puedes usar la parte más ruda para zonas metálicas (si usas esta parte hazlo con mimo) y la parte más suave pare zonas como las horquillas, depósito o placas. Procura no apretar para evitar ralladas. Entretente el rato que quieras, el rato que le inviertas marcará la diferencia. Cuando se te acabe la paciencia o creas que ya está limpia, puedes enjuagar. ¡No te vayas, que no hemos terminado aún!

SECADO

Fase de secado. Esta fase es muy importante porque si se guarda la moto sin secar, el agua se acumula en los rincones y produce óxido. Enciende la moto para que las vibraciones saquen el agua de los rincones y el calor del motor la vaya evaporando, déjala encendida hasta que salte el ventilador, así te aseguras de que funciona correctamente. Si te es posible, éste es el momento de darse una vuelta con la moto para conseguir un buen secado. Otras opciones si no puedes rodar es hacerte con una fuente de aire comprimido e ir soplando o, la menos efectiva es coger un trapito e ir secando. Recuerda que lo más importante a la hora de secar son los recovecos pequeños y zonas de rotación (interiores de manetas, pata de cabra, palanca de arranque, estriberas, etc.).

ACABADO FINAL

Secar moto

Una vez seca, utiliza un espray desblocante para que el agua salga de las zonas con rotación. Simplemente pon un poquito (no hace falta mucha cantidad) en la zona de rotación de las manetas, palanca de arranque, muelles de las estriberas, zona de rotación de la pata de cabra y cadena de transmisión. A la vez que pones el espray, mueve el mecanismo de la moto que estés engrasando para que el producto pueda penetrar bien. Luego lubrica estas zonas repitiendo el proceso pero usando un espray lubricante.

Por último, y esto ya es para ir a por el 10, usa abrillantador para los plásticos. Los hay en crema, en espray, etc. Puedes usar el que quieras. Si no vas a usar la moto puedes dejarlo puesto para que los plásticos queden bien impregnados y volver al cabo de unas horas a retirar el producto con un trapo. Si prefieres dejarlo hecho puedes aplicar y dejarlo actuar 5 minutos y retirar. Los abrillantadores, ceras, etc. ayudan a mantener el color y protegen de la suciedad y la humedad. Es importante que los abrillantadores no toquen bajo ningún concepto el sistema de freno ya que es un componente graso y haría que el pastillas y discos deslizaran en lugar de contactar correctamente.

RECOMENDACIONES

Un par de recomendaciones. Si lavas tu moto a menudo procura hacerte con un caballete para facilitar la limpieza de ruedas, cadena, etc. Si tu moto es Off Road, recuerda que la parte de debajo ¡también existe! Para llegar bien a ella, gira el manillar hasta que te haga tope e inclina la moto hasta que el manillar repose sobre el caballete. Así te quedará la parte baja expuesta y podrás lavar bien bieletas, etc.

Os animamos a tod@s a incorporar estos consejos. ¡Vuestras motos os lo van a agradecer!

Servicios de Dirtbike
Abrir chat
Hola, ¿necesitas ayuda para tu moto?