Teléfono: 936760029 Whatsapp: 640507411 info@dirtbike.es

El primer aspecto a tener en cuenta en una moto es su seguridad. Ya sea para competición o para el uso diario, mejorar la seguridad de la moto es primordial para todo buen motorista.

Los motoristas suelen ser vistos como los “conductores más frágiles”, y no por nada en especial si no por conducir el vehículo que suele presentar un peligro mayor si no se cumplen con las medidas de seguridad necesarias.

Esto implica desde gestos tan sencillos e importantes como ponerse el casco o no dejar ninguna parte del cuerpo al descubierto hasta otras más complejas e igualmente necesarias como conocer las suspensiones de la moto y realizar una buena revisión a fondo cada cierto tiempo.

 

Motos con mayor seguridad y tecnológicas

Una de las medidas para aumentar la seguridad de los motoristas es la creciente innovación tecnológica con tal de convertir las motos un vehículo más seguro día a día. Algunas de estas medidas son el control de tracción, el control de estabilidad, el control de presión de los neumáticos o el sistema de iluminación dinámica, entre otros.

El control de tracción se encarga de evitar que la rueda trasera derrape al hacer una maniobra brusca o, simplemente, debido al mal estado del asfalto. Un derrape puede causar la caída del motorista y provocar situaciones que hagan peligrar su vida. Otro de los controles que impide la caída del motorista es el de estabilidad, que, tal y como su nombre indica, asegura la estabilidad de la moto en múltiples situaciones como pueden ser frenados, aceleraciones o curvas.

Las innovaciones en el campo de las motos también han permitido automatizar el control del estado de los neumáticos. Este sistema detecta pinchazos o cuál es la presión adecuada que deben tener los neumáticos.

Por otra parte, los sistemas de iluminación dinámica han empezado a abrirse camino también entre las motos y no solo en los turismos. Gracias a su funcionamiento, se ajustan los faros al movimiento de la moto, facilitando mucho más la conducción de la misma durante la noche o en situaciones con poca visibilidad.

 

Los sistemas de frenado

Los sistemas de frenado también son parte imprescindible de la seguridad de la moto. De hecho, un uso generalizado de las tecnologías ABS y CBS evitaría hasta un 20% de los accidentes graves en motoristas.

El Sistema de Frenado Antibloqueo (ABS) es obligatorio en motos de más de 125cc. Su funcionamiento se activa cuando se frena la moto a fondo, en este momento el sistema evita el bloqueo de las ruedas y permite al conductor un mayor control sobre la moto.

El Sistema Combinado de Frenos (CBS) reparte el frenado de la moto tanto en la rueda trasera como en la delantera, enviando la potencia a la otra rueda para conseguir un frenado más repartido. Normalmente suele enviar esta potencia a la rueda delantera cuando se ha activado el frenado de la trasera.

Además, hoy ya puedes incluir en tu moto el Sistema ABS Combinado, o un ABS más un CBS, que disminuye la distancia de frenado tanto en suelo seco como mojado. La velocidad de impacto en caso de toparnos ante un obstáculo es de 0 Km/h.

 

La importancia de las suspensiones en la moto

Uno de los factores que más importancia tiene para mejorar la seguridad de la moto son las suspensiones. Porque estas no solo se encargan de aportar una mayor comodidad a la hora de conducir, también ayudan a superar obstáculos con un aumento de la tracción y, por lo tanto, aumentan la seguridad del motorista.

Tanto si la moto es nueva como si ya llevamos tiempo con ella, es imprescindible realizar un control de sus suspensiones. Los fabricantes suelen ajustar los niveles de la suspensión de acuerdo a la media de la mayoría de los conductores: entre 1,70 y 1,75 m de altura y unos 80 u 85 kg. Estas medidas, por lo tanto, no suelen ajustarse a todos de los conductores y propietarios de motos. Para conseguir una buena puesta a punto en la suspensión de la moto hay que conocer altura y peso reales del conductor, así como su experiencia en la conducción, la postura que suele tener encima de la moto y el terreno por el que viaja habitualmente. Esta información es verdaderamente importante para el ajuste personalizado de los parámetros de ajuste de la suspensión de la moto y conseguir así una respuesta óptima durante la conducción.

Ajustar la moto a las características y condiciones del piloto no es suficiente. Es necesario realizar un control periódico de cada parámetro con tal de prever posibles problemas y optimizar el funcionamiento de la moto adecuándola a nuestra conducción personal. Desde un ajuste apropiado de la suspensión hasta un seguimiento del sistema de frenado o de los diferentes controles de la moto.Todo ello es necesario para asegurar una conducción 100% segura.

 

Servicios de Dirtbike
Abrir chat